Categoría: Sin categoría

Detective gratis

Deberías saber que en este mundo todo se paga, sea en oro, en tiempo o en sangre. Nada sale gratis. «Legado» (2011)

Christopher Paolini
El detective privado es una pieza fundamental en procesos judiciales

Quiero un detective gratis

Pues eso, querido lector, es imposible. Los detectives privados somos profesionales liberales como lo pueden ser los de cualquier otro gremio, como los abogados o los electricistas y desarrollamos un trabajo bastante complicado y exhaustivo como para tener que ir regalando nuestro tiempo o venderlo a precios de risa.

Dicho esto y para no faltar a la verdad, hay que decir que el hermetismo del oficio hace que no se conozca la profesión como debería y la imagen que percibe el público en general es la que reciben por medio de las películas o los medios de comunicación cuando hay algo que falla y hay que vender sensacionalismo y carnaza de la buena.

Pero… Es un servicio caro, ¿verdad?

Depende de lo que usted entienda por caro. ¿Quiere usted ganar ese juicio?, ¿Quiere esa custodia que tanto ansía?, ¿Quiere tener razón en una negociación privada?, ¿Le están engañanado en su negocio y quiere saber qué, quién y cómo?… Pues sepa que los informes que redactan los detectives sirven para todo esto y muchícimo más, ya que:

  • Contratando los servicios de un detective obtiene un informe que en un juicio tiene consideración de «testimonio cualificado». Da un peso, por consiguiente, a sus pretensiones o a su defensa que no se consigue con simples testigos.
  • Siempre obtendrá la verdad. En un informe no hay «conclusiones» ni «especulaciones». Sólo la verdad pura y simple, siempre acompañadas de las pruebas en forma de fotos o vídeos que respaldan el desarrollo del informe.
  • Si tiene una empresa y alguien le está engañando o quiere saber quién se la puede jugar a futuro, no hay mejor forma que recurrir a los servicios de un profesional de la investigación privada.

Es por este tipo de cosas por lo que poner un precio justo, es percibido por el cliente como un abuso o un servicio «caro», pero también hay que tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Tiene a su entera disposición a una persona, las 24 horas del día, para cubrir su principal necesidad y preocupación. Llueva, nieve, haga frío o haga un calor insoportable.
  • Le va a informar practicamente en tiempo real de los sucesos que van aconteciendo
  • Le va a asistir en un juicio para la ratificación del informe de investigación, dando una fuerza que no puede conseguir por otros medios probatorios.
Una correcta planificación es vital para presupuestar un servicio

La planificación

Las personas, en general, piensan que con una llamada telefónica del tipo «cuanto me cobran por XXX servicio» es suficiente para recibir presupuesta. Nada más lejos de la realidad. se necesitan conocer detalles de la persona o la situación que se va a investigar, conocer patrones de conducta, hábitos, lugares por los que se mueve la persona investigada, reseñas físicas para identificar objetivos, etc. Sólo teniendo información veraz en la mano se puede presupuestar un servicio de investigación.

Recuerde: cuanta más información y más fiable sea, más ajustado será el precio. No hay atajos ni otra forma de hacerlo.

«Es que esto es muy fácil»… Si pudiera lo haría yo mismo…

No hay nada fácil en la vida. Todo asunto tiene complicaciones cuando se trata de ver sin ser visto y documentarlo todo en soporte audiovisual. Las técnicas, elegir bien el sitio adecuado para poder llevar a cabo las indagaciones y el resto de asuntos que, normalmente, no se tienen en cuenta o no se informa por parte de los clientes, dificultan muy mucho el desarrollo de una investigación. Es muy fácil investigar una persona, pero si su actividad profesional es delictiva o se mueve por zonas conflictivas o peligrosas, se convierte en un riesgo a valorar. Y a presupuestar.

Es por esto por lo que nada es fácil ni mucho menos sencillo. Si usted intenta hacer de «detective amateur» no sólo obtendrá malos resultados, sino que la persona sobre la que quiere conocer algún detalle o aspecto de su vida se terminará dando cuenta que alguien la sigue (o persige, que es mucho peor) y se verá expuesto a posibles denuncias por acoso o a algo muchísimo peor. Eso sin tener en cuenta que si decide contratar a un detective con posterioridad, esa persona estará «quemada» y sobre aviso. De nuevo, más problemas y más precauciones que implican más monto económico en el presupuesto. Recuerde: lo barato sale siempre caro.

En conclusión

Si alguna vez se ve en el desagradable momento de tener que recurrir a los servicios de un investigador privado, tenga en cuenta, antes de llamar, que no hay atajos ni fórmulas mágicas. Que todo tiene un precio y que nada es fácil ni sencillo. Piense en el valor que tendría el «tener la razón» en un juzgado o el valor de esa custodia que le han retirado de forma injusta. Piénselo. Y luego llame al profesional.

Los pasos que se deben seguir para denunciar una desaparición

Un total de 12.630 denuncias por desaparición permanecen activas en España con fecha a 31 de diciembre de 2018. Son datos que ha ofrecido la Asociación SOS Desaparecidos, y cuyo presidente Joaquín Amills, ha remarcado que se trata de una cifra elevada, pese a que los avances tecnológicos ha permitido reducir esa lista: “Al año recibimos unas 30.000 denuncias, de las cuales quedan sin resolver unas 600 o 700, en torno al 4%. Hace unos años era del 10%. Pese a la mejora, las fuerzas y cuerpos de seguridad necesitan más medios”, subraya Amills.

Las primeras 72 horas de la desaparición son importantes, ya que permiten extremar las medidas para encontrar a la persona desaparecida. Entre otras cosas, porque es posible que aún este cerca del hogar o lugar de la desaparición. Una vez se tenga la certeza de que un familiar ha desaparecido, Amills asegura que el siguiente paso es acudir de manera inmediata a los Cuerpos de Seguridad del Estado para denunciarlo. No es necesario esperar ni 24 ni 48 horas y si los Cuerpos de Seguridad insisten en la necesidad de esperar ese tiempo para poner la correspondiente denuncia, hay que indicarles que existe la INSTRUCCIÓN 1/2009, que establece la obligación de recoger la denuncia de inmediato.

La denuncia debe estar acompañada de datos que faciliten su identificación. Entre ellas está una fotografía reciente con la descripción de todas las características físicas y rasgos diferenciales; ropa que llevaba en el momento de desaparecer; datos identificativos (DNI, libro de familia, carnets…); información relevante tanto de la desaparición como sobre la persona desaparecida…

La Asociación SOS Desaparecidos se encarga de acompañar a las familias desde el primer momento. Primero, difunden la alerta para obtener cuanto antes pistas que puedan ofrecer a las fuerzas de seguridad: “A medida que la investigación avanza, nuestro objetivo es que los medios de comunicación se hagan eco, y ofrecemos ayuda psicológica, jurídica e incluso social. Gracias a los convenios que mantenemos con las unidades caninas, que se unen a las búsquedas. También es importante el acuerdo con la Asociación Profesional de Detectives, que sirve como herramienta de colaboración.”

Las familias, una vez conocen que algunos de sus miembros no está localizado, debe mandar lo antes posible una copia de la denuncia a SOS Desaparecidos: “Una fotografía desde el móvil para enviarla por Whassap ya sirve”, comenta el presidente. Luego, al cabo de la media hora aproximadamente, la alerta se extiende a las redes sociales, una vez que se han ejecutado los filtros para comprobar que no se trate de una denuncia falsa.

El protocolo del Ministerio de Interior, apunta Joaquín Amills, establece que las desapariciones pueden ser de tres tipos:

  • Voluntarias: se puede producir como consecuencia de una pelea o una circunstancia personal que lleve al individuo a desaparecer. En cualquier caso, la utilización de cualquier documento identificativo como el DNI, la tarjeta sanitaria o el carnet de conducir, hacen que resulte casi imposible que estas personas estén desaparecidas durante un largo periodo.
  • Involuntarias: Suelen ser personas con problemas mentales, depresivas o con Alzheimer. En muchos casos, las víctimas han fallecido cuando son localizadas.
  • Forzosas: tienen un componente criminal (asesinatos, secuestros…)

El presidente de la Asociación SOS Desaparecidos, ha indicado que el papel de los ciudadanos es esencial en estos casos: “Si alguien asegura haber visto a una persona que se le está buscando, nuestro consejo es que cuanto antes nos mande una fotografía con el móvil. Si no es posible una foto, se deben poner igualmente en contacto con la asociación y proporcionarnos la información más detallada posible. En caso de que tengamos conocimiento de una desaparición a través de las redes sociales, es conveniente difundirlo lo máximo posible por la red.”

FUENTE: https://www.cope.es/actualidad/espana/noticias/los-pasos-que-deben-seguir-para-denunciar-una-desaparicion-20190902_396671

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política legal y de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies
EnglishEspañol